sábado, 9 de septiembre de 2017

VACACIONES




















EMILIO JORRIN y LINA GESTAL
contemplando la belleza del Pantano del Ebro, a 10 km. de su nacimiento en Fontibre.




            VACACION, VACANCE, VACAZIONE, VACATION, HOLIDAYS, VAKANZ… 

Palabra que deriva del latín vacatio, vacans, participio del verbo vacare: estar libre, desocupado, vacant. Vacuus: vacío, desocupado libre. Vacui dies: días de descanso Vacatio (-ionis): dispensa, exención… Suspensión de los negocios, del trabajo, de los  estudios por algún tiempo… y en general suspensión temporal de las actividades normales de cada persona,

 Las vacaciones proporcionan una especie de cura natural, tanto para el cuerpo como para el intelecto. Pascal ya nos dijo que la infelicidad se cimenta en que no ha podido aprender a disfrutar, por ejemplo de la paz de su habitación… en contra de lo que muchos piensan que las vacaciones están identificadas con un largo viaje…

 





 
























En mi caso particular, las vacaciones siempre suelen ser muy sencillas, tranquilas y recuperadoras, en mi casa campurriana, a la orilla del Ebro recién nacido, en medio de una espléndida arboleda, llena de fresnos, chopos, salceras…  que dan nombre al pueblo SALCES, envuelto en un maravilloso atractivo.

.

sábado, 8 de julio de 2017

JULIO





                          JULIO
Sustantivo masculino que proviene  del latín iulius. Luglio en italiano; juillet en francés, july en inglés, juli en alemán

Nombre propio de varón, de pintores, artistas, cantantes, escritores… y que adoptaron varios Papas y Emperadores a través de los tiempos.
En física es la unidad de medida del trabajo eléctrico, equivalente al producto de un voltio por un culombio, igual por tanto  al trabajo o energía producida por un vatio en un segundo.  

En hagiografía es el nombre de Santos.  La iglesia católica  dedica el mes de julio a Santiago Apóstol, patrono de España.
En iconografía se le representa bajo la figura de un joven de piel bronceada por el sol y el pelo coronado con espigas.   Su flor es el nenúfar y el delfinium o espuelas de caballero. Su piedra el rubí. Su signo zodiacal es compartido entre Cáncer (21 de Junio a 22 Julio) y Leo (23  de Julio a 22 de Agosto). Su color el azul.  

Es el séptimo mes de nuestro calendario gregoriano actual de 31 días, que era el quinto mes denominado Quintilis en el calendario romano de Rómulo que comprendía 36 días y que fue disminuido a 30 por Numa Pompilio y finalmente aumentado a 31 por Julio César, que había nacido en ese y se le asignó su propio nombre.
Carlo Magno lo denominó “mes del heno”.
























Días señalados:
Día 4, Estados Unidos celebra el día de la Independencia.
Día 7, los Sanfermines.
Día 13, día mundial del Rock.
Día 14, Francia conmemora la toma de la Bastilla.
Día 21, Armstromg pisa la Luna.
Día 25, festividad de Santiago Apóstol.

El refranero relacionado con Julio es amplio y a modo de ejemplo cito algunos:
El verano en alta montaña comienza en Santiago y termina en Santa Ana (26 de julio).
Aguas en Junio, ni frutos ni pastos en Julio.
Julio normal, seco todo manantial.
Comienza Julio, con las hoces en el puño.                                                                   
En julio es gran tabarra, el canto de la cigarra.
Julio caliente, quema al más valiente.
Si en julio llueve, renace la hierba y el trigo se pierde.
Aunque raras, muy violentas son por julio las tormentas.
Por Santiago, el buen nabo debe estar sembrado.
Junio, Julio y Agosto, ni mujeres, ni coles ni mosto.
Dice el labrador al trigo: para julio te espero, amigo.

.

jueves, 22 de junio de 2017

LA DIVERSIDAD HISPANA



Emilio Jorrín con su nieto Pablo tañendo el rabel



La diversidad hispana es evidente y se manifiesta desde los primeros tiempos ya que conviven en el territorio diferentes etnias con su diversidad de creencias y tradiciones, como se ha comprobado por las huellas halladas desde la Prehistoria, cuando la península se ofrecía como un muestrario de razas y culturas diversas, pero al mismo tiempo como una convergencia en la que se van aleando todas ellas.

Otra de las evidencias de esta diversidad la encontramos fehacientemente en el folklore o cultura tradicional de los pueblos con su enorme abanico de manifestaciones varias.

Esta riqueza folclórica de España, tiene razones históricas de fondo que lo explican, ya que ha sido un país en el cual han convivido a través de su historia, pueblos y culturas muy diferentes: Íberos, celtas, fenicios, griegos, cartagineses, romanos, bárbaros del norte (suevos, vándalos, alanos, godos o visigodos) y árabes,  que han dejado sus huellas claras y concretas.

Las peculiaridades regionales, derivadas de la variedad geográfica y climatológica, junto a las razones de tipo histórico e incluso de tipo étnico, constituyen un panorama muy ámplio y variado, lo que hace muy difícil descifrar la riqueza folclórica de España, y no tiene nada en común, por ejemplo, el folclore del sur, enriquecido con aportaciones árabes y gitanas con el folclore del norte, de origen también remoto y desarrollado en un ambiente  geográfico tan diferente.

El  folklore, por su antigüedad y su belleza nos proporciona admiración y placer al mismo tiempo, y por sus cualidades estéticas le hacen ser muy apreciado.
Su vistosidad, su colorido, nos ayudan también a valorar su indiscutible importancia.
Su resistencia al paso de los siglos, le dan el valor añadido de duradero, y en la actualidad continúa siendo una muestra evidente de la riqueza cultural de nuestro país.

El  folklore, es el respiradero de los pueblos, el espacio por el que fluye su caudal creativo. La música, es el fluido que lo alimenta y el cordel que une la artesanía con el vestuario, la gastronomía, los ritos festivos, la literatura oral...etc.

La cultura tradicional, el folklore, le ha servido al hombre, a través de los tiempos, para expresar sus sentimientos más íntimos y que ha estado vinculada siempre a los acontecimientos más importantes de su vida, en consecuencia, con el medio ambiental y geográfico de su habitat, así como con el momento histórico que le tocó vivir, y lo ha hecho con amor desde lo más profundo de su corazón.

La cultura tradicional o popular, emana de la propia inventiva del pueblo y el peso de las tradiciones es el espíritu de cada época, sus usos y sus costumbres, inspirado también en la naturaleza misma. Es por tanto la esencia de los pueblos; es su mejor seña de identidad.

En definitiva, la cultura tradicional, es una de las actividades más importantes en la vida del hombre, y las debe tener asumidas como pauta de comportamiento cívico, sin que ello suponga ni un ápice de refreno en su afán de progreso.

El estudio de estas manifestaciones populares, constituye una ciencia que hoy conocemos como folklore, vocablo de origen inglés pero aceptado por todas las lenguas, compuesto por Folk (pueblo, raza) y Lore (ciencia, saber), lo que significa por tanto: saber del pueblo, saber popular.



lunes, 29 de mayo de 2017

PABLO CASTELLANO


TERTULIA EL RASTRO





Mariano Azores, Julián Illán y Pablo Castellano


Pablo Castellano y Emilio Jorrín



Como fin de curso de esta tertulia madrileña, castiza, madrileñista y plural, ha dado merecido homenaje a Pablo Castellano Cardalliaguet, abogado, político progresista, sindicalista y comprometido con la parte, cada vez más amplia, de la sociedad oprimida.
Nacido en Madrid con ancestros en el histórico pueblo de Hervás, en Cáceres, hijo de farmacéutica y ferroviario.
Antes de ejercer como abogado trabajó como obrero en dos fábricas en París.
En el Colegio de Abogados de Madrid tuvo una participación activa en el grupo de Abogados Jóvenes y abrió despacho profesional al servicio de su compromiso político y sindical, defensor de presos políticos, que le propiciaron varias detenciones.
Su ejecutoria política comenzó siendo estudiante en la Universidad Central de Madrid.
En 1964 entró en el PSOE y en UGT, entonces en la clandestinidad. Militó en el PASOC (fue presidente) e Izquierda Unida (fue portavoz). Presidente del Partido Acción Socialista.
Diputado por Cáceres y Madrid
Presidente de la Asamblea Provisional de Extremadura.
Fue colaborador en “El socialista” y en la revista “Cuadernos para el diálogo”.
Conferenciante y autor de varios libros, entre ellos “Yo sí me acuerdo”.
La Asociación de Periodistas Parlamentarios le concedió el Premio Emilio Castelar y el Premio Argüelles al mejor orador del Congreso de los Diputados.
En 1.985, fue nombrado vocal del Consejo General del Poder Judicial, en calidad de jurista.

 











El presidente de la Tertulia entrega a Pablo Castellano el diploma correspondiente.


.