viernes, 12 de enero de 2018

DE MADRID AL CIELO





                                 DE MADRID AL CIELO

 





















La permanente atención que sobre Madrid se ha tenido siempre y desde muy distintas ópticas, intereses y aun de intenciones, ha llevado a los observadores de aquí y de allá  a conclusiones muy diversas, variopintas y hasta chocantes sobre el tejido social, cultural y urbano.

Es cierto que Madrid puede resultar desagradable para unos, pero también es motivo de orgullo para muchos otros.

Interpretaciones aparte, en lo que sí podemos estar todos de acuerdo es que Madrid, por sus personajes, por su talante, por sus monumentos…es diferente.

Que Madrid, solo es Madrid, y de Madrid al cielo. Frase que pronunciara un madrileño de casta, Ruy González de Clavijo, allá en el comienzo del siglo XV, al regreso de su viaje como embajador del rey de Castilla Enrique III, ante el gran Tamerlán en Samarcanda.
De Madrid al cielo. Loa llena de significación y lirismo, tantas veces repetida. Incluida también en una bella estrofa dedicada a Madrid por Luis  Quiñones de Benavente, un toledano nacido en 1.589:
“Pues en invierno y verano
en Madrid sólo son buenos
desde la cuna a Madrid
y desde Madrid al Cielo”.

 A bellas páginas literarias, alegorías pictóricas, obras de teatro y género “chico”, estampas populares, etc., etc., hay que añadir muchas también de sus detractores.
La vida de Madrid, su historia de cada día, se sucede entre sueños, mitos y elogios, luchas también, intrigas y desprecios.

Dicen las crónicas que es difícil ser indiferente en Madrid. Ciudad apasionada y sensitiva. Capital de la hospitalidad a espuertas; y es que Madrid se hizo desde siempre merecedor de la atracción de toda clase de gentes venidas de fuera, y que una vez aquí, decidieron no marcharse nunca.

Quizás algunos de los primeros enamorados de este Madrid, bajo su cielo claro y embrujador, tantas veces exaltado por pintores y poetas fueran aquellos árabes del siglo IX, que le denominaban “Pueblo del sol”.

El territorio madrileño ha tenido siempre una importancia relevante histórico-geográfica para atravesar la cordillera Central, ya que una de las rutas más importantes de España cruza por el puerto de Somosierra.

Está situado en el centro teórico de la península a 650,7 m. sobre el nivel del mar; a orillas del Manzanares, que es afluente del Jarama y éste a su vez lo es del Tajo.
 Fue ocupado por una pequeña población visigótica primero, musulmana después y más tarde castellana.

Su población actual se fundamenta mayoritariamente en el movimiento inmigratorio desde el siglo XVI, sobre todo del procedente de las provincias limítrofes en las últimas décadas.
Pero esto no significa que Madrid no posea una identidad definida como pueblo; más bien al contrario, es rico en sus fiestas, costumbres y tradiciones que definen su cultura tradicional propia.

Si bien la historia de Madrid es pobre en acontecimientos importantes hasta el siglo IX, sí los hubo posteriormente  que de alguna manera repercutieron en los hechos particulares del pueblo de Madrid, sobre todo a partir del año 1.561 en que Felipe II le hiciera corte; época en la que cobra un protagonismo inusitado en el que el pueblo llano se ve involucrado, a veces, en contra de su propia voluntad, y sufriendo unas consecuencias adicionales como capital del Reino.

.


viernes, 29 de diciembre de 2017

NOCHEVIEJA







EL RITUAL DE LAS UVAS

Dentro del amplio calendario navideño de actividades lúdico-religiosas, es en la Nochevieja en donde mejor se pone de manifiesto el deseo de la gente de divertirse. Mientras la Nochebuena se caracteriza por su carácter hogareño y familiar, la Nochevieja, viene marcada, cada vez más, por la fiesta exterior de jolgorio y divertimento, llena de champán y cava.

Los pinos y las hogueras están también presentes en esta última noche del año, noche de San Silvestre, como símbolo de renacer y de la vida que comienza con el nuevo año.


La Puerta del Sol madrileña, centro geométrico de España y también simbólico "kilómetro 0" o punto de arranque de las seis carreteras radiales nacionales, cobra un especial protagonismo este día de Noche Vieja, en la que es principal atractivo el reloj que marca la hora oficial de España;



























Testigo también de excepción de todo tipo de anécdotas a través de los tiempos y muy especialmente del "ritual de la toma de las uvas de fin de año", desde que en la última noche del año 1.916, lo pusieran de moda un buen grupo de avicultores de Almería, que vinieron a la capital del reino, con sus nutridos racimos de uvas y se tomaron "las uvas" ante el histórico reloj.

Esta tradición de tomar las uvas en la emblemática plaza de la Puerta del Sol, viene ya siendo costumbre retransmitirla en directo por televisión, y recogemos algunos de los anécdotas protagonizados por el locutor de turno, así por ejemplo Laura Valenzuela, en una ocasión, repitió dos veces la campanada 8; José María Iñigo, nos deseó a todos un feliz 1.964 en lugar de 1.984 que correspondía; Marisa Naranjo, ocasionó una tremenda confusión al confundir las campanadas de los cuartos con las campanadas de la hora; en 1.996 al 97, el reloj dio las campanadas en la mitad de tiempo de los 20 años anteriores que se colocaba un retardador para dar un poco más de tiempo para tomar las uvas, es decir tardó 17 segundos en vez de los 34 de costumbre, el Ayuntamiento tomó la decisión "in extremis" de que el reloj diera sus campanadas al ritmo normal de su maquinaria, ya que el reloj estaba recién restaurado y podría sufrir su maquinaria al colocarle el retardador para la ocasión, nadie dio la advertencia y todo el mundo se "atragantó" con las uvas, lo que supuso un comentario a nivel nacional de la noche y la noticia jocosa del día de Año Nuevo de 1.997. 

En Centelles (Barcelona), se lleva a cabo la fiesta del Pi, en honor de Santa Coloma, que murió mártir atada y quemada con leña de pino.
Al amanecer del día 30 de diciembre los trabucaires, que estarán presentes en toda la fiesta, atruenan con el disparo de sus trabucos, momento en que la gente va al monte para coger el pino que izan después en las plaza con movimientos de de danza; después se lleva a la iglesia, se adorna su copa con obleas y cinco ramos de manzanas que se repartirán el día de Reyes.

En Huesa (Jaén), en la noche de San Silvestre, se queman los castillos del santo, a base de tea de pino. Los jóvenes cantan y bailan a su alrededor con saltos sobre las brasas encendidas.

En el ambiente internacional, son muy frecuentes los fuegos artificiales y los disparos de petardos.
En Copacabana (Brasil), por ejemplo, miles de personas vestidas de blanco, piden a la diosa del mar Yemanja que les propicie un "buen año nuevo".


.

martes, 12 de diciembre de 2017

LA SARDANA






















                Escultura de Josep Cañas, en Montjuic



En CATALUÑA El conjunto de tradiciones tiene una extraordinaria importancia y por su alto contenido espiritual han sobrevivido hasta nuestros días prácticamente sin modificarse.

Resultaría muy prolijo enumerar todas sus creencias y costumbres que la son propias, resaltando sus danzas populares y canciones, conservadas a través de las esbarts y de las masas corales.

Las ESBARTS son entidades asociadas que reúne a los diversos grupos de danza de Catalunya respetando la personalidad, tendencia, filosofía de cada uno, así como los objetivos particulares. La agrupación coordina las necesidades, las inquietudes y los anhelos de todos ellos y da apoyo a la tarea que realizan para dignificar y divulgar la danza catalana.

Destaca de un modo muy especial la sardana, que es su danza más representativa, más popular y también la más genuina.
En ella los danzantes bailan cogidos de las manos, en círculo cerrado y en posición de mujer, hombre, mujer, hombre… alternativamente a derecha e izquierda, ejecutando los pasos cortos curts y largos  llargs, acorde con la música, tocada por la orquesta cobla.

En gran número de ciudades y pueblos de Cataluña, conservan costumbres ancestrales muy antiguas, como la fiesta del patum de Berga (Barcelona) el día del Corpus. 
La Festa Major de Sant Félix , el día 30 de agosto en Villafranca del Panadés, considerada como la más típica de Cataluña, en la cual actúan los mejores "Colles de Castellers", con gigantes y cabezudos y danzas diversas.   

Los "Castelleres" de las comarcas de Tarragona que levantan sus espectaculares torres humanas, en las que parece reflejarse el espíritu solidario del pueblo catalán.
Las fiestas de la Mercé, patrona de Barcelona, el día 24 de septiembre. etc.

En la ciudad de Tarragona, se realizan los Festivales de Folclore catalán, en el lugar denominado Huerto de la Abadía, todos los sábados de julio y agosto, por la noche, lo que ha dado una nueva dimensión a la rica cultura tradicional de Cataluña.
En Vilanova i la Geltrú, se realiza en julio el Festival de música tradicional.
En Castedefels, el Festival de danza.
En San Carlos de la Rápita, corrida de vaquillas con canto de jota del "Baix Ebre".
En Reus, el día 29 de junio, "La tornada", con gigantes y cabezudos que representan a los cinco continentes.
En Ripoll, el día 11 de mayo, se celebra la "Diada Nacional de la LLana", con actos tradicionales de esquilo, hiladoras y boda de campesinos.

En su amplia gastronomía, indicamos a modo de ejemplo, su popular escudella, la butifarra, el ali-oli y los neules (barquillos).

Es muy abundante la bibliografía sobre el folclore catalán, destacando por su erudición, Joan Amades, con su obra "Costumari Catalá".

.